Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Posada del Buen Humor’ Category

Por qué el pan de molde es cuadrado, si el choped, salami, mortadela…son redondos? Quién tiene la culpa de esto, los tranchetes?

Por qué en las pelis de miedo siempre aparece una puerta cerrada de la que sale mucha luz por la rendijas? Qué hacen los espíritus ahí detrás, fotocopias???!!

Por qué cuando yo compré el piso no me dieron la canica que tienen los demás vecinos (pero todos) y que se les cae o la echan a rodar a partir de las doce de la noche?

Por qué en las iglesias ponen pararrayos? No las protege Dios? Un poquito de confianza, no??

Por qué cuando llegamos a lo alto de una montaña nos ponemos las manos en las caderas?

Por qué abrimos la boca cada vez que miramos al techo?

Por qué nos da por ir a la nevera cada cuarto de hora si siempre hay lo mismo?

Por qué si nunca usamos las páginas amarillas, cuando las ves en el portal te pones contentísimo y, de hecho, piensas en cogerlas todas? (Quien diga que no, miente)

Por qué cuando nos sonamos los mocos abrimos el pañuelo y miramos lo que hemos echado? Qué esperamos encontrar? Berberechos???

Por qué cuando nos cuelgan el teléfono nos quedamos mirándolo como si el teléfono tuviera la culpa?

Por qué cuando nos llaman al móvil sentimos la necesidad irrefrenable de ponernos a andar de un lado a otro?

Por qué cuando estamos en un lugar alto nos obsesionamos con ver nuestra casa? ‘Mira, mira ahí, al lado del edificio rojo…’

Por qué cuando echamos una carta al buzón no podemos evitar mirar por la ranura e investigar qué hay dentro? Qué esperamos encontrar? Un cartero enano?

Por qué abrimos los ojos cuando estamos a oscuras? Qué creemos, que tenemos superpoderes??

Por qué nos da tanta vergüenza quedarnos en calcetines cuando vamos a una zapatería? Por qué en cuanto nos traen el calzado que hemos pedido nos lo ponemos a toda leche?

Por qué hay tanta gente que cuando come un helado de cucurucho, a la mitad, muerden el piquito de abajo? No saben que por ahí les va a chorrear???!!

Por qué nos hace tanta gracia que se nos quede la marca del reloj cuando nos ponemos morenos en verano que en cuanto lo vemos se lo decimos al de al lado? ‘Mira, se me ha quedado la marca, parece que llevo reloj, pero no’

Por qué cuando un aparato eléctrico no funciona no se nos ocurre otra cosa que apretar con más fuerza el botón de encendido??!!

Por qué cuando alguien se va a poner gotitas en los ojos abre la boca de esa manera tan extraña? ¡Es colirio, no tequila!!!!

Por qué cuando cogemos una caja de medicamentos, por muchas vueltas que le demos, siempre la abrimos por el lado que no es y aparece el prospecto, ahí, doblado?

Por qué cuando vas de viaje te sientes culpable si no visitas los museos?

Por qué cuando nos enfadamos nos cruzamos de brazos? Qué ganamos con ello?

Y por qué cuando tenemos miedo nos metemos debajo de las sábanas? Creemos que un cuchillo no las atraviesa?

Por qué has mirado al techo al leer la septima pregunta?

Y el último porqué: ¿Por qué sabemos que los pingüinos no vuelan?

Read Full Post »

Esto, para todos esos adultos contemporáneos intelecto-neuro-hipocondríacos…

Dicen que todos los días tenemos que comer una manzana por el hierro y un plátano, por el potasio. También una naranja, para la vitamina C y una taza de té verde sin azúcar, para prevenir la diabetes.

Todos los días hay que tomar dos litros de agua. (Sí, y luego mearlos, que lleva como el doble del tiempo que llevó tomárselos).


Todos los días hay que tomarse un Actimel para tener ‘L.Cassei Inmunitas’, que nadie sabe lo qué es, pero parece que si no te metes un millón y medio todos los días, entras a ver a la gente como borrosa.


Cada día toma una aspirina para prevenir los infartos , mas un vaso de vino tinto para lo mismo,y otro de blanco, para el sistema nervioso. Y uno de cerveza, que ya no me acuerdo ni para qué era.


Si te lo tomas todo junto, guarda un Red Bull para el día siguiente, a menos que te dé un derrame cerebral ahí mismo. Si es así, ni te enteras

Todos los días hay que comer fibra. Mucha, muchísima fibra, hasta que cagues un jersey.
Hay que hacer entre cuatro y seis comidas diarias, livianas, hipocalóricas, sin olvidarte de masticar cien veces cada bocado.

Haciendo un pequeño cálculo, sólo en comer se te van como cinco horas. Ah, después de cada comida hay que lavarse los dientes. Después del yogurt y la fibra, los dientes; después de la manzana, los dientes; después del plátano, los dientes… Y así mientras tengas dientes, sin olvidar pasarte el hilo dental y enjuague bucal, tras unas correspondientes gárgaras… Mejor amplía el baño, y mete el equipo de música, porque entre el agua, la fibra y los dientes, te vas a pasar varias horas al día ahí dentro metido.
Hay que dormir ocho horas y trabajar otras ocho, más las cinco que empleamos en comer, ventiuna. Te quedan tres, siempre que no te pille alguna caravana.

Según las estadísticas, vemos tres horas diarias de televisión…y ni hablar del ordenador!!!
Bueno, ya no puedes, porque todos los días hay que caminar por lo menos media hora (dato por experiencia: a los 15 minutos ve regresando, si no la media hora se te hace una).

Y hay que cuidar las amistades porque son como una planta: hay que regarlas a diario. Y cuando te vas de vacaciones también. Si es que te vas de vacaciones…

Además, hay que estar bien informado. Hay que leer por lo menos dos diarios y algún artículo de revista, para contrastar la información.

Ah!, hay que tener sexo todos los días, pero sin caer en la rutina: hay que ser innovador, creativo y renovar la seducción.Eso lleva su tiempo!!!Y ni qué hablar si es sexo tántrico!!!

Al respecto te recuerdo: después de cada comida hay que cepillarse los dientes!También hay que hacer tiempo para barrer, lavar la ropa, los platos, y no te digo si tienes perro o mascota… hijos?!

En fin: a mí la cuenta me da unas 29 horas diarias. La única posibilidad que se me ocurre es hacer varias de estas cosas a la vez. Por ejemplo: Te duchas con agua fría y con la boca abierta mientras te tomas los 2 litros de agua.Cuando salgas del baño con el cepillo de dientes en la boca le vas haciendo el amor (tántrico) de pie, a tu pareja, que de paso mira la TV y te cuenta, mientras barres. Te quedó una mano libre? Llama a tus amigos!! Y a tus padres!! Tomate el vino (después de llamar a tus padres te va a hacer falta). El yogurt con la manzana te lo puede dar tu pareja mientras se come el plátano con el Actimel.

Y ahora te dejo porque entre el yogur, la naranja, la cerveza, el primer litro de agua y la tercera comida con fibra del día, ya no sé qué estoy haciendo pero necesito un baño urgente.Me estoy cagando!!! Ah, voy a aprovechar y me llevo el cepillo de dientes….

Y SI SE ME OLVIDA ALGUNA COSA ME LA RECORDAIS, PORQUE A PESAR DE TANTO CUIDARME NO HE PODIDO EVITAR EL ALZHEIMER!!!!!!

Un beso enorme a tod@s!!!

Read Full Post »

[splashcast AFBF1236RC]

Read Full Post »

[splashcast ZTKP9897XE]

Read Full Post »

El gran secreto de todas las mujeres respecto a los baños es que de niña tu mamá te llevaba al baño, te enseñaba a limpiar la tabla del inodoro con papel higiénico y luego ponía tiras de papel cuidadosamente en el perímetro de la taza.

Finalmente te instruía: ‘Nunca, nunca te sientes en un baño publico’

Y luego te mostraba ‘la posición’ que consiste en balancearte sobre el inodoro en una posición de sentarse sin que tu cuerpo haga contacto con la taza.

La Posición’ es una de las primeras lecciones de vida de una niña, súper importante y necesaria, que nos ha de acompañar durante el resto de nuestras vidas. Pero aún hoy en nuestros años adultos, ‘la posición’ es dolorosamente difícil de mantener cuando tu vejiga está a punto de reventar.

Cuando ‘tienes que ir’ a un baño público, te encuentras con una cola de mujeres que te hace pensar que dentro está Brad Pitt. Así que pides la vez y esperas paciente, sonriendo amablemente a las demás mujeres que también están discretamente cruzando piernas y brazos. Es la posición oficial de ‘me estoy meando’.

Finalmente te toca tu turno, pero siempre llega la típica mamá con ‘la niña pequeña que no se puede aguantar más’ y aprovechan para saltarse ambas la cola con todo el morro!. Entonces verificas cada cubículo por debajo para ver si no hay piernas. Todos están ocupados. Finalmente uno se abre y te lanzas casi tirando a la persona que va saliendo. Entras y te das cuenta que el picaporte no funciona (nunca funciona); no importa…

Cuelgas tu bolso del gancho que hay en la puerta, y si no hay gancho (nunca hay gancho), inspeccionas la zona, el suelo esta lleno de líquidos indefinidos y no te atreves a dejarlo ahí, así que te lo cuelgas del cuello mientras miras como se balancea debajo tuyo, sin contar que te desnuca la correa, porque el bolso está lleno de cosillas que fuiste metiendo dentro -la mayoría de las cuales no usas, pero que las tienes por si acaso- .

Pero volviendo a la puerta… como no tenía picaporte, solo tienes la opción de sostenerla con una mano, mientras que con la otra de un tirón te bajas las bragitas y tomas ‘la posición’… Alivio…… AAhhhhhh…. Por fin… Ahí es cuando tus muslos empiezan a temblar…. por que estás suspendida en el aire, con las piernas flexionadas, la prenda interior cortándote la circulación de los muslos, el brazo extendido haciendo fuerza contra la puerta y un bolso de 5 kgs. colgando de tu cuello…

Te encantaría sentarte, pero no tuviste tiempo de limpiar la taza ni la cubrirte con papel, interiormente crees que no pasaría nada pero la voz de tu madre retumba en tu cabeza ‘jamás te sientes en un water público!’, así que te quedas en ‘la posición’ con el tembleque de piernas, entonces por un fallo de cálculo en las distancias una salpicada finíiiiiisima del chorro te salpica y ¡¡¡te moja las medias!!! Tienes suerte si no te mojas tus propios zapatos, y es que adoptar ‘la posición’ requiere una gran concentración.

Para alejar de tu mente esa desgracia, buscas el rollo de papel higiénico peroooo, ¡Nooooo…! El rollo esta vacío…! (siempre) Entonces suplicas al cielo que entre los 5 kgs. de trastos que llevas en el bolso haya un miserable kleenex, pero para buscar en tu bolso tienes que soltar la puerta, dudas un momento, pero no hay más remedio…y en cuanto sueltas la puerta, alguien la empuja y recibes un portazo que tienes que frenar con un movimiento rápido y brusco, sin miramientos!! o todo el mundo te vera semisentada en el aire con el trasero al aire…

¡¡NO!! Entonces gritas “¡¡¡O-CU-PA-DOOOO !!!”, mientras continúas empujando la puerta con tu mano libre, das por hecho que todas las que esperan en el exterior han oído tu mensaje y ya puedes soltar la puerta sin miedo, nadie intentará abrirla de nuevo, (en eso las mujeres nos respetamos mucho) y te dispones a buscar tu kleenex sin agobios, te gustaría usar más de uno pero sabes lo valiosos que son en casos similares y te apañas con uno por si acaso.

En ese preciso instante se apaga la luz automática del baño, en un cubículo tan reducido no puede ser tan difícil encontrar el interruptor! Das la luz de nuevo con la mano del kleenex, por que la otra sigue presionando la puerta, vas contando los segundos que te quedan para salir de allí, sudando por que llevas el abrigo puesto ya que no hay perchero, y es que, hay que ver el calor que hace en esos sitios tan pequeños y en esa posición de fuerza en la que sigues, con los gemelos a punto de estallar.

Sin contar el cabreo que llevas por el portazo, el desnuque con la correa del bolso, el sudor que corre por tu frente, la salpicada del chorrito en las medias, el recuerdo de tu mamá que estaría avergonzadísima si te viera así… porque sus nalgas jamás tocaron el asiento de un baño público, porque francamente, ‘no sabes la de enfermedades terribles que las mujeres pueden agarrar ahí…’

Pero la tortura no termina todavía…

Estás exhausta!! Cuando te pones de pie ya no sientes las piernas, te recolocas la ropa rápidamente y tiras de la cadena, sobretodo! Si no funciona preferirías no salir jamás de ese baño ¡Qué vergüenza!
Entonces sales al lavamanos. Todo está lleno de agua así que no puedes soltar el bolso ni un segundo, lo cuelgas al hombro, no sabes cómo funciona el grifo con los sensores automáticos, así que palpas hasta que sale un chorrito de agua fresca, y consigues jabón. Te lavas en una posición de jorobado de Notredame para que no se resbale el bolso desde tu hombro y acabe en la pica del baño bajo el chorro automático.
El secador de aire es un trasto inútil, así que acabas secándote las manos en tu falda, porque no piensas gastar otro kleenex para eso! y sales pasando junto a la línea de mujeres que aún están esperando con las piernas cruzadas y en estos momentos eres incapaz de sonreír cortésmente, consciente de que has pasado ahí una eternidad!!

Tendrás suerte si no sales arrastrando un trozo de papel higiénico pegado a tu zapato del largo del río Mississippi, o peor aún, con la falda “arremangada” pillada por tus medias que te subiste a la velocidad de la luz!!!
y sales…

En este momento ves a tu chico que ha entrado, usado y salido del baño de hombres y que tuvo tiempo de sobra para leer Guerra y Paz mientras te esperaba. “¿Por qué tardas tanto?” te pregunta irritado.

Había mucha cola” te limitas a decir…
Y esta es la razón por la que las mujeres vamos en grupo al baño, por solidaridad, ya que una te aguanta el bolso y el abrigo, la otra te sujeta la puerta, otra te pasa el kleenex por debajo de la puerta y así es mucho más sencillo y rápido ya que tú solo tienes que concentrarte en mantener ‘la posición’… y la dignidad!!!
Esto esta dedicado a las mujeres de todo el mundo que han tenido que usar un baño público.
Y finalmente os explica a vosotros, hombres, porqué nosotras tardamos tanto.

Read Full Post »

La sesión de evaluaçión
dispuesta a empeçar estaba
el tutor, que era de Lengua,
les dixo que se callaran
e pidió a la Orientadora
que por favor se sentara.

La Orientadora, psicóloga,
ha en propiedad su plaça
desde que la LOGSE impera
en los çentros de enseñança.
Sabe al dedillo la ley,
e parla la xerga bárbara
de los psicopedagogos
e de la fauna logsiana.

Comiença la evaluaçión,
las notas allí se cantan:
-Iván Peláez Borrego,
con este moço, ¿qué pasa?”
-“A aqueste le quedan seis:
titulaçión denegada”.

Mas fabló la Orientadora;
d’aquesta guisa fablaba:

-“Non nos pemite la LOGSE
fazer tan grand canallada:
si a algún alumno o alumna
non superase alguna área
siendo con insuficiente
eva1uado o evaluada,
debe discutirse aquí
si es persona preparada,
si domina las destreças,
los obxetivos d’etapa,
si se axustan los diseños,
si se dan las çircunstançias,
si se fizo adaptaçión
al chaval o la chavala,
si de los proçedimientos
se llevó relaçión clara
e si de las actitudes
quedó notoria constançia.
¿Detectáronsele a tiempo
todas estas problemáticas?
¿Se fizieron formularios,
programaçiones de aula?
¿Motivósele al efeto
con estratexia adecuada?
¿Fízose por el tutor
en la clase un soçiograma?”

Muchos de los profesores
se miran, piensan y callan.
i hubo allí largo silençio:
ni una mosca se escuchaba.
Mas luego fabló el de Historia,
bien oiréis lo que fablaba:

-“¡Pero si este moçalbete
las más de las veçes falta,
e, cuando viene, molesta,
grita, juega, se levanta,
non atiende al profesor,
non estudia, non trabaxa,
non se está quedo un momento,
de los profesores pasa,
es deslenguado, soez,
torpe, neçio e tarambana
¿Cómo darle el mismo título
que al que se aplica e se afana
e saca muy buenas notas
e cumple normas e pautas?
Sería inicua inxustiçia,
sería indeçente práctica,
sería de los calçones
fazer muy grande baxada”.

Los profesores se miran,
e, con voç amortiguada,
se comentan a la orexa
las cosas que allí se tratan:
los más pareçen de acuerdo,
otros niegan e rechaçan.

“¡Cómo puedes deçir eso!”
Ya la Orientadora exclama.
-“¡Non quieres tener en cuenta
la normativa aprobada!
¿Te has leído el Plan de Centro?
¿Has repasado las páxinas
de los valiosos Diseños
Curriculares de Etapa?
¿Practicas la evaluaçión
continua e bien adaptada?
¿Non aplicas en tu clase
la enseñança igualitaria?
Si el mochacho non te atiende
será porque usas la práctica
de la liçión maxistral,
qu’es retrógrada e nefasta.
Debes dar motivaçión
a educando y educanda,
desçender de la tarima,
qu’es plataforma tiránica;
debes ser más solidario
con chavales e chavalas,
darles menos contenidos,
que non fazen mucha falta,
e mirar sus intereses,
captar bien su idiosincrasia
et educar en valores
de soçiedad democrática;
ser más tolerante e lúdico,
ser con ellos camarada
e mostrarte comprehensivo
en cada unidad didáctica
“.

-“Pero, en aprobando aqueste,
¿quién el título no alcança?
Veremos el curso próximo
cómo se asienta en las aulas
e cursa el bachillerato,
ansí, por toda la cara,
un tropel de analfabetos,
de vagos, xetas e maulas,
de mochachos inorantes
e de iletradas mochachas
que non faz en ni la o
con el hueco de una caña”.

Subieron las discusiones,
arreçiaron las palabras,
se esgrimieron çirculares,
leyes, fueros e ordenanças,
fablóse allí de prinçipios,
de posturas reacçionarias,
de los derechos humanos
e falta de democraçia,
de lo divino é lo humano
todo el mundo allí fablaba.
Llevaban ansí tres horas
e el personal se cansaba.

Fasta que un profesor dixo:
-“A ver, ¿cuántas le quedaban
al moço que, por el título,
la disputa orixinara?”
-“Quedábanle seis”- Responden.
-“Pues yo, que doy Matemáticas,
las cuales eran suspensas,
pues… me dispongo a aprobársela.

-“Ya sólo son çinco, entonçes”.
Y la de Francés, que estaba
mohína y entristeçida,
a punto de echar las lágrimas,
dixo con voz melancólica,
morteçina e apagada:
-“Ponle aprobado en Francés”.
-“E apruébale también Plástica”.
(Sonó la voç del artista,
que tenía enormes ganas
de acabar las discusiones
e irse a pintar a su casa)
-“Pues yo, para no ser menos,
le apruebo Cultura Clásica”.

E, ansí, aprueba que te aprueba
el “típex” se chorreaba,
sumergiendo los suspensos
baxo una pátina blanca.

El tutor, los “suficientes”
prestamente rotulaba:
-“Iván Peláez Borrego:
quédanle dos, luego…¡pasa!
Y se acabó, compañeros:
firmad al pie de las actas”.

Read Full Post »